18 tácticas para publicitar tu negocio de paisajismo en 2022

23 mar.
18 tácticas para publicitar tu negocio de paisajismo en 2022

Si tienes un negocio de paisajismo, es fácil que tengas que dedicar dedicar todo tu tiempo a los clientes y el mantenimiento de máquinas.

Con tan poco tiempo libre, hacer marketing del negocio puede parecer una tarea innecesaria. Sin embargo, al igual que la contabilidad, es una parte esencial a la hora de llevar un negocio pequeño. Pero, también igual que la contabilidad, no siempre es sencillo saber por dónde empezar o cómo hacerlo mejor.

¿Por qué hacer marketing de tu negocio?

El objetivo del marketing es que más personas sepan que existe tu negocio, aumentar el interés por tus actividades y conseguir más clientes. Sin él, solo tendrías el recurso del boca a boca. Aunque el boca a boca es una herramienta poderosa (no hay nada como un buen cliente recomendándote a sus amigos), no lo puedes controlar de forma activa y siempre va a estar limitado a las personas con las que ya trabajas. Para que tu negocio crezca, es importante llegar a personas más allá de tu red de contactos.

Este artículo te ofrece algunas tácticas de marketing rápidas y sencillas que puedes desarrollar para dar un impulso a tu negocio sin gastar grandes cantidades de dinero ni invertir mucho tiempo. Estas tácticas te ayudarán a concienciar a los clientes y a despertar su interés a largo plazo y no te harán perder mucho tiempo.

También se incluye una lista inicial de verificación de marketing para negocios de paisajismo.

1. Saca tiempo

Aunque resulte tentador aparcar el marketing, lo mejor es dedicarle un tiempo fijo a la semana. Aunque sea solo una hora a la semana (durante un descanso para comer o después de trabajar), esto te permitirá formular y ejecutar un plan de marketing sencillo. Al principio, puedes elegir una o dos cosas de la lista para hacerlas una vez a la semana.

2. Elevator pitch

Las personas que trabajan en publicidad hablan mucho de «marca». En este contexto se refiere a lo que significa tu empresa para la gente. Piensa en algunas marcas famosas y en lo que significan: Apple = tecnología de moda; Amazon = tienda en línea barata; McDonald’s = comida rápida de bajo coste. Piensa en Kawasaki Engines. Sí, fabricamos motores, pero nuestra marca es sinónimo de potencia duradera, fiable y de alto rendimiento para maquinaria de paisajismo.

¿Puedes resumir tu negocio y su propuesta única de venta en una sola frase? Ser capaz de definir de forma concisa lo que significa tu negocio es la clave para comunicar tu oferta con claridad a tus clientes ya existentes o potenciales. Ten en cuenta que la palabra «único» es la parte más importante de todo esto: ¿qué te distingue de otros negocios de paisajismo?

Esta declaración ayudará a focalizar tus comunicaciones de publicidad. Si tienes empleados, asegúrate de que representan tu negocio de forma eficaz.

3. Tu logotipo

Observa de forma sincera el aspecto de tu logotipo e identidad de marca o estilo de diseño (colores, fuentes, etc.). ¿Representa bien tu negocio? Una marca puede comunicar mensajes como profesionalidad, calidad, experiencia, creatividad, diversión, autoridad, accesibilidad o prémium. Analiza tu logotipo y decide si es necesario actualizarlo o revisarlo. Un diseñador gráfico local te puede ayudar a materializar tus ideas.

Diversos tratamientos de logotipo de la marca Carhartt. ¿Cuál piensas que habla de «ropa de trabajo prémium»?

4. Perfilado de clientes

El «perfilado de clientes» es como se llama en marketing el proceso de conocer a tus clientes. Más en concreto, significa: ¿qué quieren de ti? ¿Qué problemas les resuelves? ¿Qué consideran un éxito? ¿Cómo les gusta comprar? ¿Cómo encaja en sus vidas lo que haces?

Aunque se puede gastar mucho dinero en el perfilado de clientes (conocer tu mercado), basta con escribir un perfil simple de cada «tipo» de cliente para focalizar tus comunicaciones de publicidad.

Puede ser tan simple como identificar que tienes dos tipos de clientes, hablando a grandes rasgos:

  • personas de cuarentaitantos, con posibles, propietarias de sus viviendas y que quieren invertir en un nuevo diseño completo del jardín
  • personas jubiladas, propietarias de sus viviendas, pequeñas casas en las afueras, que necesitan ayuda para el mantenimiento del jardín.

Para reforzar tu idea de quiénes son estas personas y cómo puedes llegar a ellas, contesta a la siguiente pregunta:

  • ¿Qué publicaciones leen estas personas?
  • ¿Qué redes sociales usan?
  • ¿En qué fuentes confían?

Quizá descubras que la forma más rápida de llegar al primer «tipo» de cliente es con un perfil interesante de Instagram acerca de tu trabajo, mientras que el segundo «tipo» de cliente confía en el boca a boca y lee la prensa local. Así obtendrás pistas para dirigirte a tu prototipo de cliente potencial o incluso para identificar tipos de clientes nuevos a los que te gustaría empezar a llegar. También descubrirás por qué quieren contratar un paisajista: ¿por prestigio? ¿Les gusta la naturaleza? ¿Se están preparando para vender su propiedad? ¿Tienen familia? Esto te ayudará al hablar de tus servicios con un mensaje o una publicación que encaje con tus clientes.

5. Estudio de mercado

De la misma manera que dominas tu negocio por dentro, deberías conocer a fondo a tu competencia. Toma dos empresas de la competencia locales y contesta a las siguientes preguntas:

  • ¿Quiénes son?
  • ¿Qué servicios ofrecen?
  • ¿Qué áreas cubren?
  • ¿En qué se diferencian de ti?
  • ¿Qué tipo de clientes buscan?
  • ¿Su página web es más profesional?
  • ¿Son más baratos?
  • ¿Están centrados en un tipo particular de proyecto de jardinería?
  • ¿Están en redes sociales?
  • Identifica las lagunas y las áreas en las que puedes mejorar.

Te ayudará a seguir siendo competitivo.

6. Tener un plan

Al trabajar en el paisajismo, estarás acostumbrado a seguir el ritmo de las estaciones y adaptar el trabajo según el tiempo. De la misma forma en que piensas en las estaciones para tu negocio, tienes que pensar en ellas para la publicidad.

Escribe un calendario de 12 meses que incluya fechas importantes, campañas promocionales, hitos y momentos clave del año. Úsalo para definir si vas a tener que dedicar más tiempo a alguna actividad de marketing y para consignar los mensajes clave que te gustaría compartir con los clientes potenciales.

Probablemente detectarás tendencias como que las personas invierten en el cuidado del césped entre marzo y octubre o que el invierno es el momento más habitual para planificar un proyecto de reforma del jardín.

Una vez que sabes qué servicios quieren las personas en cada momento del año, puedes prepararte con los correspondientes mensajes promocionales antes de que llegue la demanda. Esto va a dar estructura y claridad a tus comunicaciones, así como garantizar que estás ofreciendo lo que busca la gente y en el momento en que lo buscan.

7. En forma para el largo plazo

La publicidad, tanto en línea como en papel, puede ayudar a tener más pedidos a corto plazo durante el tiempo en que aparecen los anuncios. El marketing —por ejemplo, compartir fotos de tu trabajo en las redes sociales— funciona de forma más gradual a largo plazo. Mientras que la publicidad vende servicios, el marketing ayuda a vender tu «marca»: quién eres, qué representas y qué ofreces. Por ejemplo, es posible que no hayas visto un anuncio de Red Bull últimamente, pero sabes quiénes son y lo que venden. Eso es «hacer marca».

Por tanto, no esperes ver un resultado inmediato al incrementar tus esfuerzos de marketing. Se pueden tardar años en crear una marca, y tienes que entender que el marketing requiere tiempo para dar frutos. La publicidad también funciona mejor si las personas ya reconocen el logotipo o el nombre de tu empresa, de forma que un pequeño trabajo de marketing merece la pena a largo plazo.

8. Las primeras impresiones cuentan

¿Qué impresión quieres causar? ¿Que eres un profesional capacitado y de confianza que se toma su trabajo en serio? Quizá quieras que las personas sepan que eres amable.

Para causar buena impresión, no hay nada peor que una furgoneta sucia y dañada o empleados desaliñados. Asegúrate de que las herramientas, el equipamiento y los vehículos estén tan limpios como sea posible (¡sé realista!) y que los empleados vayan arreglados. Las camisetas y sudaderas de empresa no son caras y ayudan a transmitir una imagen profesional a clientes ya existentes o potenciales.

Explica a tus empleados cómo quieres que se presenten: educados, amables y dispuestos a ayudar.

9. Redes sociales

Uso de las redes sociales en Europa:

  • Reino Unido 66 %
  • Francia 60 %
  • España 62 %
  • Alemania 45 %
  • Italia 60 %
  • Portugal 69 %.

Dentro de la UE, el 57 % de las personas entre los 16 y los 74 años usaron las redes sociales en 2020, 3 puntos porcentuales más que en 2019. Te guste o no, las redes sociales son una fuente de información fundamental para los clientes. Como tales, son una potente herramienta para llegar a audiencias objetivo. Alguien como John Ryan es un magnífico ejemplo de nuestro sector. Su uso es gratuito, de forma que merece bastante la pena configurar un perfil de la empresa en las plataformas que creas que puedes gestionar.

Sin embargo, no te sientas presionado para manejarlas todas. Plataformas como Instagram y Facebook, con una gran presencia visual, son magníficas para exponer tu trabajo visualmente y, si te centras primero en una plataforma, tendrás un gran impacto.

10. Comunidad

Puedes empezar «siguiendo» personalidades importantes o fuentes de información en las redes sociales: proveedores, fabricantes, clientes, seguidores, expertos industriales o personalidades de programas de televisión de horticultura. Puedes localizar fácilmente a personas o contenidos de interés buscando hashtags como #paisajismoprofesional. Encontrarás muchos contenidos creativos e inspiradores. Conéctate con las personas que escriben sobre estos temas, comenta sus publicaciones y comparte trabajos que admires. Es recíproco y, cuanta más energía inviertas, mayor será el sentido de comunidad que puedes obtener de ello.

Las redes sociales son justo eso, sociales. Demasiadas empresas las usan solo para hacer publicidad y se extrañan de que nadie les encargue trabajos. Las redes sociales funcionan mejor cuando no solo escribes publicaciones, sino que también das likes, sigues y comentas las publicaciones de otras personas. Es la forma se asegurarte de que tu empresa tiene visibilidad y que empiezas a construir una audiencia.

11. Comparte tus éxitos

No les sale de forma natural a todas las personas, pero promocionar los buenos trabajos es una magnífica forma de demostrar tu experiencia.

  • ¿Has terminado un proyecto difícil con un muy buen resultado y tienes algunas fotos atractivas que enseñar?
  • ¿Has obtenido un galardón del sector?
  • ¿Has conseguido un contrato de perfil alto?

Puedes elevar el perfil de tu trabajo y atraer más negocio publicando una actualización en tus redes sociales o poniéndote en contacto con una publicación del sector o un periódico local.

12. Reseñas en Google

Para los propietarios de empresas pequeñas, las reseñas en Google son como maná en el desierto. Son una forma de que los clientes te aprueben y dejen su opinión acerca de su experiencia al tratar con tu empresa. Son cada vez más un lugar adonde acuden los clientes potenciales para leer opiniones sinceras de tu trabajo antes de decidir si contratar tus servicios o no. Así que debes ser proactivo y no tener reparos a la hora de pedir a clientes satisfechos que te dejen una reseña llamativa.

13. Aumentar las destrezas

Suele haber grupos u organizaciones locales que ofrecen cursos gratuitos para ayudar a las empresas a mejorar su marketing. Tanto si se trata de un desayuno de marketing digital como una clase magistral de relaciones públicas, estas sesiones gratuitas son magníficas para darte ideas sobre cómo llevar el marketing de tu propio negocio. Además, son una gran oportunidad para crear redes que generan nuevos encargos.

14. Programas de incentivos

El boca a boca sigue siendo igual de potente que siempre y las personas valoran una recomendación personal cuando se trata de vendedores o de servicios en casa. ¿Alguna vez te has planteado crear un programa del tipo «Recomienda a un amigo» ofreciendo un descuento por la primera contratación? ¿O premias a los clientes de siempre con una oferta especial, un regalo o un corte de césped gratuito? Hacer que los clientes se sientan valorados, especialmente si han sido leales durante bastante tiempo, es una forma magnífica de conservar la actividad que ya tienes y ampliarla.

15. Conviértete en una autoridad

Como profesional del paisajismo, seguro que conoces muchos trucos y consejos útiles para abordar los proyectos de jardinería habituales. Estos conocimientos son una moneda de cambio y puedes trasladarlos a las redes sociales, usarlos para grabar un vídeo o redactar una columna en un periódico local. Tanto si se trata de consejos para podar rosales como la forma de diseñar un jardín o las mejores herramientas para cortar setos, puedes compartir algo de tu experiencia para que otros saquen provecho.

Esto no solo hace que se te conozca mejor y demuestra que eres una voz cualificada y experta, sino que también aporta un valor añadido a las personas que te contratan. Se puede convertir en una forma de conseguir nuevos seguidores o clientes, especialmente si las personas comparten tu historia con otros. En cualquier caso, pone tu experiencia al servicio del buen uso y refuerza tu marca como líder en su campo.

16. Comparte tus experiencias

Muéstrales a tus clientes potenciales que eres activo, que tienes interés y te implicas en el sector yendo a una demostración de una herramienta, a una feria de horticultura o a una conferencia sectorial. Puede ser un adelanto de algo que has visto, una actualización acerca de por qué acudes o compartir lo que has aprendido: los clientes ya existentes y los potenciales quedarán impresionados de tu compromiso con tu desarrollo continuo personal y empresarial. Por tanto, comparte un selfi en tu concesionario, centro de jardinería, evento o curso para reafirmar tu posición a la vanguardia del sector.

17. Aprovecha el tiempo de menos trabajo

Aunque el paisajismo en un reto que abarca todo el año, algunos meses son más tranquilos que otros. Si hay meses más tranquilos en función de las estaciones, ¿por qué no adelantarse a su llegada consiguiendo más encargos antes de que empiece al temporada? O, si prefieres pensar un poco en el futuro, ¿por qué no aprovechar ese tiempo de menos trabajo para preparar tu siguiente iniciativa de marketing? Es una gran oportunidad para prever el año que tienes por delante y hacer un calendario de las actividades promocionales y de marketing que has planificado.

18. Actúa, repasa, corrige, repite…

Puedes probar métodos nuevos o implementar algunas estrategias de marketing para ver qué funciona bien para tu empresa. No hay dos empresas iguales y, hasta que no pruebas algo, no sabes qué cosas funcionan mejor que otras. Por ello, asegúrate de ser coherente, darle a todo una oportunidad y revisarlo pasados 12 meses. Si no funciona, evalúa el porqué y corrige o desarrolla tus métodos. Pero no olvides que el marketing es acumulativo y que puede llevar su tiempo hasta que tú y tu marca seáis más conocidos en tu área.

Hacer malabares de marketing a la vez que realizas tu trabajo del día a día para que funcione tu negocio puede sonar a un gran compromiso, pero muchas veces el primer paso es el más importante. ¡Convierte 2022 en el año en que apostaste por mejorar tu actividad de marketing y observa los resultados que consigues!

Lista de verificación de marketing para empresas de paisajismo

Te hemos expuesto las opciones y las oportunidades. ¿Todavía te sientes abrumado? Solo tienes que seguir esta lista de cosas que hacer:

  1. Busca una hora a la semana
  2. Define tu Elevator Pitch
  3. Haz una auditoría de marca
  4. Perfila tus tipos de clientes
  5. Haz una investigación de la competencia
  6. Define un plan de actividad
  7. Elige una red social (recomendamos Facebook o Instagram) y crea un perfil de empresa
  8. Sigue a empresas, grupos, organizaciones y personas de la comunidad que sean relevantes
  9. Comparte tus éxitos (con fotos o vídeos)
  10. Pide que te escriban reseñas en Google
  11. Lanza un programa de incentivos
  12. Conviértete en una autoridadHaz publicaciones acerca de tu actividad, dónde has estado, qué estás haciendo (con fotos o vídeos)
  13. Actúa, repasa, corrige, repite…
  14. También se incluye una lista inicial de verificación de marketing para negocios de paisajismo.